Cómo tratar a los invitados y preparar la mesa

La preparación de la mesa

La información sobre nosotros mismos que reciben los demás no sólo va pareja a nuestra imagen, apariencia física, vestimenta o tipo de peinado. La manera en que nos desenvolvemos ante determinadas situaciones, nuestra forma de expresarnos, de comportarnos, de conversar… Son miles los detalles que aportan valiosas indicaciones sobre cómo somos.

Una reunión familiar o de amistad, una comida de trabajo o compromiso social, una fiesta… Son lugares excepcionales donde mostrar, o recabar, detalles que nos aporten esa preciada información sobre nosotros o los que nos rodean. Y si lo que queremos es dar una imagen pulcra y educada, detallista y controlada, lo mejor que podemos hacer es contemplar las reglas de protocolo y las líneas básicas a seguir para determinados eventos.

La preparación de la mesaPía Nieto Villa, miembro de la Asociación Cultural Caudiel de Castellón, ofreció el pasado 6 de junio una interesante charla en la Fundación Caixa Benicarló, para dar algunos detalles sobre cómo atender a nuestros invitados en un evento en el que interviene una correcta y acertada preparación de la mesa. Tanto si recibimos a nuestros amigos como si organizamos una comida más formal, debemos tener en cuenta ciertos detalles que la conferenciante puso “sobre la mesa” paso a paso.

Si atendemos al protocolo temporal, lo primero que hay que determinar es qué tipo de reunión vamos a celebrar, y remitir las invitaciones pertinentes en la forma y tiempo correctos. No es lo mismo avisar a nuestros amigos de un lunch informal en nuestra casa a través de un correo electrónico o mensaje de móvil, que servir una cena por nuestras bodas de oro, o un enlace matrimonial o evento de etiqueta. Aquí, deberemos cursar una invitación más formal a través de una llamada telefónica o tarjeta de invitación.

La preparación de la mesaAnte todo, una buena organización es la base para cuidar y agasajar a nuestros invitados como se merecen, puesto que abrimos nuestro hogar y les ofrecemos lo mejor que tenemos para hacer que se sientan felices. Desde la preparación del menú acorde con el tipo de evento que hemos organizado, hasta cómo recibiremos a nuestros invitados, cómo los sentaremos alrededor de la mesa, si estarán levantados porque ofrecemos un buffet… Hay que controlar todos los detalles para  que, pase lo que pase, nuestros invitados se sientan cómodos y todo fluya tal y como lo hemos diseñado.

La preparación de la mesaSer los perfectos anfitriones no es tarea fácil. Debemos decidir el menú, tener nuestra casa impecable y preparada para la recepción de nuestros invitados, y procurar que éstos pasen una velada agradable. Por ello, también es importante pensar en el grupo de personas que conformaran el evento: si son todo parejas o habrá personas que acudirán en solitario, si tenemos convidados de otro país o región, si colocaremos tarjetas en la mesa para distribuir los asientos… Como señalaba Nieto, “todos podemos educar el gusto”, y como no, nuestro conocimiento sobre la etiqueta a seguir en cada evento o cita.

La preparación de la mesaTras la instrucción en los diferentes sistemas (francés, inglés, imperial…) de colocación de los invitados en la mesa, Pía Nieto detalló los elementos que no deben faltar en dicha mesa. El mantel adecuado y un completo surtido de servilletas son los puntales básicos, que se complementan sin restarles importancia a una bonita vajilla, cubertería y cristalería. Hay que vigilar qué tipo de viandas se sirven, para tener en cuenta qué complementos necesitaremos sobre la mesa, y qué tipos de cubiertos serán necesarios. Pensar en una mesita supletoria o auxiliar es anticiparnos al momento en que deben retirarse los platos o servir de nuevos. Y también es conveniente saber cómo debemos ofrecer a nuestros invitados los cubiertos si estos necesitan ser repuestos, o cómo servirles un plato.

Por último, y para Nieto un elemento indispensable, es conocer los gustos de nuestros invitados para hacer una buena selección de viandas y sobre todo, de la carta de vinos que vamos a ofrecer. Cerrar la velada con una buena, pero no excesiva, tertulia, puede poner el broche de oro a una celebración perfecta, sea o no formal. “Lo más importante es conseguir que los invitados se encuentren a gusto”. Y hay veces que teniendo en cuenta unos pequeños pero infalibles detalles de protocolo, se consigue de manera sencilla y divertida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>